73°F
63°F - 72°F
Lima, PE
SALUD
CUIDADO DENTAL
Publicado el Domingo, 02 de Octubre del 2011

Salud Bucal y Nutrición

Por Luciana Pozzer


Existen varios vínculos entre la salud bucal y la nutrición, ya que así como las enfermedades bucales pueden afectar la dieta y la nutrición, estas últimas pueden determinar el desarrollo y progreso de las enfermedades de la cavidad bucal; teniendo siempre en claro que el camino hacia la adecuada salud comienza por nuestra boca.

Sabias que los exámenes dentales periódicos permiten detectar signos de trastornos de la alimentación y condiciones pre cancerígenas (previo al diagnóstico de cáncer), por lo que hay que tener en cuenta que nuestros hábitos alimenticios, cepillarse regularmente, utilizar hilo dental y flúor, y hacerse controles periódicos constituyen partes importantes de una buena salud.

Es importante reconocer que a medida que evolucionó la ciencia, algunos alimentos específicos dejaron de ser acusados como los principales factores en la formación de caries, sin embargo, los patrones de alimentación y las opciones de alimentos que nos ofrece el mercado pueden ser factores importantes en la formación de caries ya que todo lo que se come pasa por la boca, donde los hidratos de carbono (azúcar, panes, pastas, galletas, etc) pueden ser utilizados por las bacterias de la placa dental para producir ácidos capaces de dañar nuestros tan preciados dientes.

Hay factores que intervienen en la acumulación de placa bacteriana o en la producción de ácidos en nuestra boca donde se incluyen:

La frecuencia de las comidas, ya que cada vez que se consumen alimentos que contienen hidratos de carbono, se liberan ácidos que atacan los dientes durante aproximadamente 20 a 40 minutos, es por eso tan importante lavarnos los dientes después de cada comida.

Características de los alimentos. Algunos alimentos suelen trabarse o pegarse a los dientes. Aunque se pueda pensar que no son pegajosos, los almidones cocidos, como por ejemplo, las papas fritas o galletas saladas son los primeros de la lista de alimentos pegajosos. Los alimentos que tardan mucho en disolverse, como las galletas y barras de cereales, están en contacto con los dientes durante más tiempo, por lo que los ácidos también disponen de más tiempo para dañar el esmalte dental. Esto es totalmente opuesto a lo que sucede con los alimentos que se disuelven rápidamente, como por ejemplo, la gelatina y los caramelos masticables.

El hecho de que el alimento sea ingerido como parte de una comida o no. La producción de saliva aumenta durante una comida para ayudar a neutralizar la producción de ácidos y despejar la comida de la boca.

Si bien el factor que más ha reducido la formación de caries ha sido la difundida introducción de flúor en la provisión de agua corriente y la incorporación de flúor en las pastas dentales, los consumidores también pueden proteger y mejorar su salud bucal a través de:

1.- Equilibrar, variar y moderar la elección de comidas—pautas indispensables para lograr la salud bucal y una buena nutrición.

2.- Cepillarse los dientes con pasta dental con flúor al menos dos veces al día.

3.- Utilizar hilo dental regularmente.

4.- Visitar a su dentista periódicamente.

5.- Limitar la cantidad de comidas diarias y no tomar más de dos o tres refrigerios entre comidas.

Estas son consideraciones generales a tener en cuenta, cada persona es diferente a la otra y las situaciones particulares hay que verlas individualmente, pero si tomamos conciencia de la importancia de seleccionar adecuadamente los alimentos que ingerimos diariamente es probable que evitemos las enfermedades dentarias.

Fuente: http://www.recetasynutricion.info/salud-bucal-y-nutricion/


 

COMENTARIOS (0)
PARTICIPA CON TU COMENTARIO